Las pinzas para los pezones, estimulante y excitante

placerdelavida pinzas pezonIncorporar unas pinzas para la estimulación de los pezones es muy, muy estimulante y excitante

Estos dispositivos permiten mantener la presión deseada durante todo el tiempo sobre nuestros pezones, mientras las manos y la boca quedan libres para otros menesteres.

Antes de colocar las pinzas es recomendable estimular primero los pezones para que estén duritos y listos para recibir la presión que ejercerán sobre ellos las pinzas.

¿Cómo? Pues podemos estimularlos pellizcándolos con nuestros dedos, mordisqueándolos o bien, podemos pasar a su alrededor un cubito de hielo.

Hay varios tipos de pinzas, las que no te permiten regular la presión:

  • Pinzas Japonesas

Y las que si nos lo permiten:

  • Pinzas de Presión

Para comenzar nosotras recomendamos las que si que te permiten la regulación de la presión. Ya que podrás ir jugando con esta y aumentándola de manera gradual a medida que aumenta tu excitación.

De cualquier manera no recomendamos el uso prolongado. Te aconsejamos un máximo de 10 – 15 minutos de tirón, pasado un rato las puedes volver a colocar.

¿Por qué?

Pues porque si el tejido se queda mucho tiempo sin riego sanguíneo. Por lo tanto, cuando retiramos la presión de las pinzas y retorna la sangre pude causar bastante sensación de dolor en proporción al tiempo que los tejidos han estado sin sangre.

Ves tanteando y jugando con la presión, auméntala, disminúyela y observa de que manera disfrutas más. Si tus pinzas tienen cadena te pueden o puedes llevar a dar un agradable paseito.

Con la pinzas colocadas puedes experimentar con diferente sensaciones, pasa la lengua haciendo “el remolino” o a juega maliciosamente con una pluma sobre lo pezones.

Puedes añadir una cadena que lo una con un collar de cuello, esposas de tobillo… Puedes sujetar la cadenita de las pinzas a el picaporte de una puerta o a unas esposas de muñeca…usa tu maliciosa imaginación 🙂

También te recomendamos la aplicación de vibración sobre los pezones cuando estos están prisioneros de unas buenas pinzas.

Si te gusta también tienes la opción de pinzas que ya llevan incluida la vibración.

Nos habéis preguntado en alguna ocasión si está bien el utilizar pinzas de la ropa. Sean de madera o de plástico, bien, a falta de pan… Pero la verdad, es que la presión es demasiado fuerte así de primeras. Además está el peligro de que se pueda clavar alguna astillita y con las de plástico si tiene alguna irregularidad afilada pueden producirse cortes y desgarros.

Fuente: http://www.losplaceresdelola.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *