¿Cómo limpiar y cuidar tus juguetes sexuales?

placerdelavida-juguetes-sexualesCada vez más la utilización de juguetes sexuales, ya sea solos o en compañía, está más normalizado y se pone más de moda

Es importante tener en cuenta que requieren unos cuidados para que no se estropeen y además hay que mantener una higiene para poderlos usar con total tranquilidad y seguridad.

Vamos a ver como debemos limpiar nuestros juguetes sexuales, dependiendo del material que estén hechos para mantenerlos nuevos como el primer día y seguir disfrutando al máximo de ellos.

Primero de todo cuando se compra un juguete hay que ver que está en perfecto estado.

Si lo compras en tienda física, suelen comprobarlo antes de entregártelo, pero si lo compras por internet no lo ves hasta que lo tienes en tu casa, así que de una forma u otra revísalo siempre por si acaso antes de usarlo por primera vez.

Mira que no tenga ninguna imperfección o defecto que te pueda resultar molesto al usarlo, y especialmente los que son de plástico duro o  acrílico, ver que no tengan ninguna grieta.

Los que utilizan vibración probarlos antes de nada para ver que funcionan correctamente.

Una vez comprobado todo esto, os detallo a continuación los pasos básicos a tener en cuenta:

1. Lavar el juguete antes de usarlo por primera vez.

2. Lavarlo siempre después de cada uso y no está de más lavarlo antes de volverlo a usar.

3. Si tiene algún tipo de batería, evitar que entre en contacto con el agua, ya que si no se estropearía.

4. Si el juguete lo compartes con otra persona es recomendable ponerle preservativo antes del uso, ya que los de silicona especialmente, tienen poros que pueden absorber las bacterias y si no se limpian bien, es muy fácil pasar bacterias de uno a otro.

Del mismo modo que si lo utilizas tu misma anal y vaginalmente, mejor utilizarlo con preservativo ya que en el ano hay muchas bacterias y si introduces un juguete en el y acto seguido lo haces en la vagina, puedes traspasar esas bacterias.

Para evitar problemas ponle preservativo.

Si no queréis usarlos con preservativo, otra opción es hervirlo en agua caliente, ya que es la única manera de esterilizarlo, aunque debes pensar que no todos los juguetes están hechos de un material apto para aguantar altas temperaturas.

5. Utilizar siempre jabón neutro o bien jabón antibacterial, nunca utilices jabones perfumados u otros que no sean neutros.

6. Una vez lavados, déjalos secar al aire, no utilices ninguna toalla o paño para hacerlo.

7. Si utilizas algún tipo de lubricante, asegúrate que sea compatible con el material del juguete.

Nunca utilices lubricantes de silicona con ningún tipo de juguete sexual, ni tampoco ningún tipo de lubricante a base de aceite o vaselina ya que puede dañarlos.

Utiliza siempre lubricante con base acuosa, ya que sirven para cualquier tipo de material sin estropearlo.

Además de seguir estos consejos, según el tipo de material del que está hecho el juguete, es mejor lavarlo de una manera u otra, vamos a verlo a continuación:

1. Silicona:

muchos dildos están hechos de este tipo de material y son bastante fáciles de cuidar y mantener.

Los puedes lavar con agua y jabón neutro o bien puedes hervirlos en agua para una mayor desinfección.

2. Jelly:

Es un material bastante poroso, así que es fácil que tenga bacterias. La mejor manera de lavarlo es con agua y jabón antibacterias.

Si no tienes  puedes usar jabón neutro.

Debes asegurarte de aclararlo muy bien después para que no queden restos de jabón en el, ya que podrían acabar estropeando el juguete con el tiempo o incluso provocarte alguna infección o irritación.

3. Látex:

Pasa exactamente lo mismo que con el jelly, es un material muy poroso y delicado.

Hay que lavarlo con agua tibia y jabón antibacterias o en su defecto jabón neutro.

Aclararlo muy bien después del lavado y nunca hervirlo en agua ya que se estropearía.

Tanto con este material como con el jelly, especialmente si lo compartes, es mejor utilizarlos con  preservativo.

4. Plástico duro:

Es de los más fáciles de lavar y mantener. Con jabón neutro y agua tibia será suficiente.

También puedes utilizar un algodón con alcohol, pero deberás aclararlo con agua abundante después.

5. Acrílico: 

También es un material muy fácil de cuidar y resistente. Puedes lavarlo con agua y jabón neutro o incluso meterlo en agua hirviendo, siempre y cuando no lleve baterías.

Por último, además de lavarlos correctamente, también hay que tener en cuenta el almacenamiento, ya que no sería la primera vez que se puede estropear un juguete por estar mal guardado.

¿Que hay que tener en cuenta para guardarlo correctamente?

1. Asegurarnos que está bien seco antes de guardarlo e incluso con los materiales más sensibles, como el látex o jelly, no está de más empolvarlos con talco, como antes de usarlos los lavaremos de nuevo, no pasa nada.

2. Si lleva pilas quitarlas antes de guardarlo.

3. Guardarlos por separado en paños o bolsitas, debido a que algunos materiales no son compatibles y pueden desteñirse entre ellos o bien quedarse enganchados y estropearse.

4. Guardarlos en un lugar seco, que no tenga demasiado calor ni humedad, ya que podrían estropearse. Pueden resecarse, perder color e incluso quedarse pegajosos.

Parece que haya que tener en cuenta muchas cosas, pero en el fondo muchas son de sentido común y otras es prestarle un poco de atención, nada más.

Si sigues estos consejos, verás que se mantendrán en perfecto estado y además podrás disfrutar de su placer sin preocuparte por las infecciones o irritaciones.

Fuente: http://www.elblogdesexo.com/limpiar-cuidar-tus-juguetes-sexualesr-888651